27-29 NOV

  • LinkedIn Social Icon

MANZANAS

Los huertos de manzanas en la región de Los Ríos presentan adaptaciones especiales, destacándose por su georresistencia y altos niveles nutricionales. Los suelos en los que crecen se alimentan de los nutrientes llevados por el cinturón de fuego, una mayor recepción de la luz y radiación solar a causa de la baja intensidad del campo geomagnético de la tierra. Gracias a ello, los cultivos generan mayores rendimientos y se obtienen cosechas contra-estación. Además, las manzanas han adquirido una acidez, dulzor y matiz que las hacen únicas en el mundo.

La ubicación geográfica permite además que los cultivos se aíslen de forma natural de algunas plagas comunes en el resto del continente, lo que hace de esta zona una reserva fitosanitaria.

Producción actual en la región

El cultivo de manzanas en la Región de Los Ríos ha experimentado un crecimiento sostenido en los últimos años. Ello, se debe, principalmente, al cultivo de la manzana limona y de otras otras especies que, por su especial acidez, son usadas para la elaboración de sidra. Según el catastro frutícola de Los Ríos, de las 2.703 hectáreas dedicadas al cultivo de frutales, sólo 8,3 hectáreas se destinan al cultivo de manzanas. De éstas, un 77% se destinan a variedades de manzana verde, y el resto a variedades rojas.

La Sidra

Esta refrescante bebida que se elabora a partir de la fermentación del zumo de manzana tiene gran arraigo en la región. Recientemente su sabor ha conquistado mercados nacionales e internacionales, pues entre sus cualidades destacan su baja graduación alcohólica -por lo general entre 2° y 14°-, bajas calorías y propiedades nutritivas heredadas de la manzana con las que se prepara.

La sidra elaborada en la región posee además altos contenidos de antioxidantes y vitaminas, lo cual le confieren propiedades diuréticas, estimulantes de la digestión y el metabolismo.

“Punucapa” es una de las marcas con denominación de origen y líder en la región. Otras, como Lagar de Lobos, se ha destacado por agregara sus sidras sabores de berries, otro fruto típico de la región.

Las manzanas como súper alimento

La manzana cultivada en la región tiene altos contenidos de antioxidantes, fibra dietética y vitaminas, otorgándole atractivo comercial a nivel alimenticio, nutracéutico y cosmecéutico.

La alta presencia de polifenoles y flavonoides son las que le confieren sus capacidades antioxidantes, característica que dentro de la nutrición aportan efectos positivos en materia antiedad, antiinflamatoria, anticancerígena y en la prevención de enfermedades neurodegenerativas o desarrollo de aflicciones cardiacas (Audimark; Fundación Chile, 2014).

Además de los antioxidantes, estas manzanas poseen vitamina A, varias del complejo B, vitamina C, D, E y K más otros elementos básicos en el desarrollo y funcionamiento del cuerpo como el hierro, calcio, zinc, fosforo, potasio, grasas vegetales y azucares.

Líneas de mayor potencial

Sidras de origen.

Diversificación productiva de ecotipos en vías de extinción.